Las emociones y sentimientos brotan en nuestras experiencias.  La Sentimentología nos enseña cómo podemos digerirlas y manifestarlas.

Así como el proceso digestivo de nuestro cuerpo, las emociones y sentimientos las digerimos, obtenemos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita en ese momento, y desechamos  lo que no necesitamos.

Hacer consciente este natural proceso con las emociones y sentimientos hace que podamos vivirlas en un estado distinto obrando lo que esta emoción o sentimiento nos provoca en nuestro ser.

Si estamos en una discusión con nuestro hijo, y tenemos una reacción de enojo, podemos obrar de manera rápida con un grito o regaño de frecuencia baja. Pero si hacemos consiente este proceso de digestión de la emoción, lo manifestamos  con palabras más asertivas, sutiles, y  trasformamos  la reacción para sensibilizar y obrar de manera menos reactiva.

Esto requiere consciencia y práctica en lo que a nosotros nos hace reaccionar. Somos responsables de esas emociones y somos responsables de lo que obramos con esas emociones.

Vistas
26 Número de vistas
0 Vistas de miembros
26 Vistas públicas
Acciones
0 Gustos
0 No me gusta
0 Comentarios
Compartir en redes sociales
Compartir enlace
Usar un enlace permanente para compartir en redes sociales
Compartir por correo

Por favor iniciar sesión para compartir esto webpage por correo.